Nana y NanaEl manga con nombre de canción de cuna

Si realmente eres de los que creen que el shôjo (¿Eres iniciad@ y no sabes lo que es? Consulta nuestro ABC del cómic) son sólo historias llenas de melodramas y chicas atolondradas en busca de príncipes teñidos de azul, es que tienes que leer más. Y te propongo uno, ciberlector: NANA.
Ai Yazawa, la conocida mangaka autora de Paradise Kiss (próximamente en nuestra biblioteca) se estrena en nuestras estanterías con NANA, una historia que es ya de culto en Japón. Divertida, tierna y humana, esta obra versa sobre la cotidianía de dos jóvenes que se llaman de la misma manera: NANA. En concreto, hablo de Nana Komatsu y Nana Osaki. Pero hasta aquí llegan sus semejanzas, porque el carácter, el vestuario y las expectativas de cada una distan mucho de ser los de la otra.  
La vida diaria de la romántica Nana Komatsu ( Hachi) gira entorno a la búsqueda del  "amor perfecto y recíproco". De hecho esta Nana es una joven estudiante apasionada de la moda, insegura, un pelín egocéntrica y sobre todo, muy supersticiosa (odia su nombre porque cree que le traerá mala suerte, ya que en Japón Nana significa “siete”, por lo que se hace llamar Hachi; “ocho”). Esta Nana es absolutamente enamoradiza, así que dependiendo de sus relaciones pasa de la alegría al llanto en apenas unas viñetas. Pero lejos de ser un personaje ñoño, Hachi resulta encantadora.
Morena, misteriosa e independiente,  Nana Osaki es la cantante de un grupo neo punk,  “Blast”. Su vida gira en torno a la música, y sueña con ser una artista consagrada.  Además, la plenitud de Nana se asienta en torno al grupo, porque su novio es el guitarrista. Un crisol de música, amor y sueños que se rompe cuando su pareja decide dejar “Blast” para  unirse a un grupo profesional en Tokio.
  

Sonrisas y lágrimas

Cada página de este manga acaricia la vista. Pero no sólo eso, Yazawa se alía con la tinta para describir los momentos más íntimos de estas jóvenes. Los contornos de los personajes con rayas finas reflejan bien el espíritu cálido de los momentos alegres, pero sabe también endurecer su trazo para describir los instantes amargos. Además, la facilidad con la cual Ai Yazawa nos lleva a su universo es desconcertante: las protagonistas, en múltiples ocasiones, hablan entre ellas como si supieran que alguien está siguiendo su evolución en la vida,  nos hacen partícipes de sus vivencias y poco a poco nuestro estado de ánimo se ve afectado por los acontecimientos que inquietan a las Nanas.
Todos quieren a Nana
Es tal el fervor de los japoneses por Nana, que los grupos punteros en Japón crearon en homenaje a este manga un CD llamado Love for Nana. Por supuesto, también tiene su juego para PC, una película y la segunda parte a punto de ver la luz.
Además, la última jugada de marketing va a ser lanzar el primer DVD del anime el día 07/07/07, al precio de 707 yenes – sobre 5 euros –. ¿Por qué? Recordad que antes os mencioné que NANA significa… siete. ( 5 euros… qué suerte! Seguro que aquí nos lo venden a 7)
¿Sorprendidos? Pues esto no es todo. Se ha abierto una cafetería temática sobre NANA, donde postres y comida han sido bautizados con los nombres de los protagonistas de tan suculento manga.
Así que… a qué esperas para catarlo?

 

Fátima Elías

 

Anuncios