Paradise KissMis amigas(os) hablaban mucho y muy bien de este manga – todavía escucho algún chillido de reproche en la oreja: "AUUUUN NOO HAAAS LEÍIIIDO PARADIIISE KIIIISS???" – esta última palabra era especialmente estridente y molesta- , pero tenía excusa: en la tienda siempre estaba agotado algún tomo. Lo fui dejando hasta que la semana pasada (¡por FIN!) recibí los cinco volúmenes que había solicitado para la biblioteca. Y ahora los quiero para mi sola, deseo deleitarme una y otra vez en la línea de dibujo (Ai Yazawa nunca me decepciona en este sentido) y, Dios mío, en todos esos vestidos que tan delicadamente se estampan en mi retina. (Los quiero todos! Y os aseguro que me los pondría la mar de contenta para ir a trabajar).Así que, disculpadme, amigas(os) a los que os dije que sí como a los locos,  porque no sabía que la marca "Parakiss" es el cuño de un final  emotivo que no olvidaré con facilidad.

Paradise kiss es la historia de Yukari, una estudiante de 18 años a punto de realizar los exámenes que la destinen a una buena facultad. Pero nunca se ha planteado que no es lo que desea hacer con su vida, porque es lo que debe de hacer toda buena hija, así que se limita a asistir al colegio, estudiar y soñar con el chico más guapo de la clase.

Pero un semáforo en rojo, paradojas de la vida, le dará luz verde para vivir en otra dirección, cuando unos  estudiantes de diseño le piden  que sea su modelo para el desfile más importante del curso. Estos chicos con pendientes, pelo de colores y ropa que no rinde cuentas le resultan a ella,una modosa estudiante uniformada, algo estremecedor.

Al margen de George, un atractivo diseñador con lentillas azules a juego con su pelo que la turba de manera romántica, Yukari se siente intimidada por Isabella, una mujer hermosa que viste a la usanza victoriana. Isabella nació hombre, pero como no está de acuerdo con este pequeño contratiempo de la naturaleza, decide para ella misma lo que realmente quiere ser. Al fin y al cabo, como George afirma… ¿Quién es el resto del mundo para decidir qué se ha de poner y cómo ha de ser?. Arashi es un punkie que va de duro pero que tiene un corazón de oro, y está enamorado de la dulce Miwako, una chica tan adorable que desde el primer día consigue que Yukari se rinda ante ella. Pero el rechazo inicial que le provoca este grupo es porque en su fuero interno Yukari sabe que ellos hacen algo que ella nunca ha realizado. Y ahora que ha despertado del verdadero sueño, su realidad es ser modelo.

Yukari no ceja en su empeño, pero lejos de ponerse testaruda y enfrentarse a su estereotipada vida sin ningún argumento, le  muestra a su madre otra trayectoria viable y muy digna. El supuesto capricho de adolescente deja de parecerlo a ojos de su progenitora cuando le prueba que la vida sin universidad puede ser igual o más satisfactoria, porque tiene unas bases de dónde partir. Entonces, la fantasía se vuelve responsabilidad porque Yukari tiene la posibilidad de escribir su propia vida.La historia de Yukari es extrapolable a la de multitud de jóvenes que sienten que tienen un don que los hace especiales, pero que para que ese sueño despunte han de enfrentarse a factores externos como los padres, que en su buena fe desean que sus hijos puedan realizarse como adultos mediante los estudios en la facultad.

En resumen, compañeros virtuales, os aconsejo de corazón Paradise Kiss porque es un manga  que homenajea a todas las personas que luchan porque los sueños de la vida se hagan realidad.

[Más de Paradise Kiss

Fátima
Protectora de adolescentes
Anuncios