Kick Ass 2
Kick Ass 2

Me gustó mucho Kick Ass 1 . Mucho. Me había impresionado mucho  lo atrevido del argumento.  Millar no tuvo miedo de arriesgarse con un cómic que enfrentaba preadolescentes contra criminales sin escrúpulos. Vale, pues Kick Ass 2 es otra historia. ¿Violencia? Oh yeah. Sí. Y hasta el infinito. El Neonomicon de Moore  se avergüenza ante este despliegue de brutalidad y se esconde en las estanterías de tebeos para niños, entre pompas de jabón y música de los 80.

Retomamos la historia donde la dejó Millar: El impacto que Kick Ass tuvo en la sociedad fue tal que un grupo de personas que no tiene nada que ver con el rollete “fandom” se ponen un traje customizado por bandera y patrullan la ciudad para proteger a los ciudadanos. Pero donde hay héroes también hay villanos y están liderados por el odioso “Red Mist”, el archienemigo de Kick Ass. Y con tal de liquidar al héroe delgaducho de traje verde, destruirá todo lo que se ponga en su camino. Todo. (Aquí Romita se luce con escenas dantescas y secuencias de violencia implícita que no por imaginarse resultan menos pesarosas).  Cada página está llena de actos despiadados de crueldad, tantos que no era capaz de asimilarla.  Lo que parecía un mundo idílico lleno de gente empijamada luchando en favor del bien y de la felicidad comunal se transforma en una batalla campal donde nadie, ni heroes ni villanos, son  tan imparables como parecen.

Las ilustraciones de John Romita Jr. son fantásticas, detallistas, realistas, casi como de dibujo animado. Los nuevos héroes y villanos exhiben toda una gama formidable de look customizados. Me encantan, sí,  pero lo que me alucinó, donde realmente me saqué el sombrero ante la maestría del ilustrador es en que aunque muchos de los personajes portan máscaras,  Romita Jr. nos transmite su estado de ánimo simplemente mediante la manipulación de la mirada  expuesta , lo que apenas se entrevé fuera de la máscara o el antifaz.

Ojito, almas sensibles o papis y mamis recientes porque este tebeo os puede resultar demasiado hiriente. A los que estén curados de todo tipo de espantos,  os gustará millones. Yo esta vez me quedo bailando entre dos aguas.

Nivel de molaridad: 8

Anuncios