Venga, ¿quién no ha sentido el DOLOR al pisar una pieza de Lego?
Venga, ¿quién no ha sentido el DOLOR al pisar una pieza de Lego?

Qué delicia, señores y señoras, niños y niñas.  Qué ilustraciones, qué humor, qué personajes tan formidables, qué buenas risas. 

El argumento

DAD es uno de los papás más geniales del mundo, junto con Darth Vader e Hijos y el mal padre de Delisle.   Tiene cuatro hijas majísimas de diferentes mujeres : Pandora es universitaria, seria y responsable. Ondina lleva el pelo teñido de rosa, es estudiosa pero sobre todo, es adolescente, con sus selfies, amigos y amores. Roxane es un terremoto de unos nueve años, deportista y espabilada.  Bebeatriz es la más pequeñina, una bebita encantadora que siempre está complementando las escenas cotidianas. 

Dad fue un actor de cierto éxito, pero se volcó con Panda y posteriormente con el nacimiento de sus otras hijas así que dejó su carrera de lado para ocuparse de ellas con devoción.  Vemos que se preocupa de ganar dinero haciendo anuncios y buscando las habichuelas por donde sea. Aunque  económicamente anda justo,  tiene un piso bonito y es feliz viviendo con sus cuatro hijas. Cada una tiene sus particularidades pero lo divertido es que se aúnan para tomarle el pelo (que cada vez está más cano) y  se burlan de su tripita incipiente, de los pelos de su espalda y de sus inventos culinarios.  Hay alguna batallita en la casa, pero lo que se respira de viñeta en viñeta es AMOR, y no del cursi. Es una familia con la que es fácil identificarse porque al margen de todas las labores y lo que conlleva la cotidianía (hacer la casa, los deberes, la comida, la compra…)  es un clan animado y alegre que llena de la casa de peleas, gritos y risas.  El corazón de cada una de las hermanas está lleno de cariño por las otras, y sobre todo se vuelcan en la pequeña Bebeatriz, la que más necesita del resto.

La ilustración

Los diseños de Nob son geniales, nada realistas. Las proporciones anatómicas se caricaturizan para despertar la simpatía en el lector – Bebeatriz, Berenice en el original, es una criaturita irresistible- . Cada detalle de los interiores del hogar son muy detallados, y encontramos elogios a Corto Maltés , a Iron Maiden, a Blacksad y a otros mitos que nos hacen sentir aún más empatía con Dad. Los colores, muy amables y primarios, gustan mucho a los niños y niñas. Y a mí.

Conclusión: Recomiendo la lectura a cualquier persona, sea o no un apasionado del cómic o de las historietas de humor; es más, lo recomiendo para regalar a los hijos, a los padres , a los amigos, a los nietos. Será una triunfada porque … ¡lo leerá toda la familia!

TOPE DE MOLARIDAD!

Anuncios