ECC Ediciones recopila en nuestro país uno de los cómics de superhéroes que más ha dado qué hablar en la actualidad: la etapa en Batman de Tom King, con un primer tomo que recopila los primeros seis números del actual volumen de la serie regular bajo el sello de Renacimiento, el último relanzamiento de la editorial que le sirvió para reconectar con los fans tradicionales y que supuso todo un éxito de crítica y público.

Tom King es un antiguo agente de la CIA reconvertido en escritor de moda en el cómic norteamericano gracias a obras como El Sheriff de Babilonia junto al dibujante Mitch Gerads, obra casi autobiográfica del escritor sobre sus tiempos de adiestrador de soldados en Afganistán, o, sobretodo, La Visión para Marvel Comics junto al melillense Gabriel Hernández Walta y Mister Milagro, también con Gerads, que le hicieron ganar dos Premios Eisner como Mejor Guionista dos años seguidos. Al dibujo del presente tomo está uno de los artistas más representativos del cómic superheroico de la actualidad, David Finch, en el que supone, aparentemente, uno de sus últimos trabajos para DC Comics ya que retorna poco a poco a su antiguo hogar donde se labró un nombre, Marvel.

En esta historia Batman tiene que lidiar con la irrupción de dos nuevos justicieros con superpoderes en su ciudad, los hermanos que se hacen llamar Gotham y Gotham Girl. Aparentemente parecen bien intencionados pero el Caballero Oscuro suele desconfiar de los desconocidos y no es de los que suelen fallar con sus corazonadas…

King comienza su etapa con un argumento más convencional y similar al blockbuster pero realmente esta etapa es un aperitivo de lo que está por venir. Estos seis primeros números dejan con ganas de más y después de este tomo quedarán 100 más por venir (la grapa a nivel nacional está a día de hoy por el número 50 y en Estados Unidos por el 60) de una de las series más aclamadas de superhéroes de la actualidad.

Por su parte, Finch, con su estilo claramente influenciado por los “hot artist” de los 90 como Jim Lee o Todd McFarlane cumple sobretodo con las escenas de acción, aunque los rostros sigan siendo una de sus grandes desventajas. En el siguiente tomo, aunque volverá para una saga posterior, será sustituido por varios colaboradores de King como el navarro Mikel Janín (Grayson) y de nuevo junto a Mitch Gerads. Cabe mencionar el dibujo del último número y del epilogo de la saga, el cual esta firmado por el brasileño Ivan Reis, el dibujante bandera de DC actualmente, que con su estilo contemporáneo que bebe del arte de Alan Davis, es uno de los dibujantes más destacados del cómic norteamericano.

“Batman: Yo Soy Gotham” es un gran punto de arranque para comenzar a leer las aventuras de Batman , tanto para nuevos lectores como para antiguos que llevan tiempo sin saber del personaje y a su vez es una lectura suficientemente recomendable para los que incluso tengan poco interés en leer superhéroes y en tomos posteriores la calidad solo va a mejor.

Anuncios