Lo que hace única cada sesión del Club de Lectura de Cómics son sus participantes. Da igual la cantidad de veces que hayamos comentado una obra ya que siempre saldrán cosas diferentes, siempre estaremos abiertxs a un nuevo debate y apoyaremos/desecharemos diferentes teorías.

En el caso de Ghost World, una obra que leímos hace más de cuatro años, lo primero que nos llamó la atención fue que, en líneas generales generales, no logró enganchar a nuestrxs lectorxs. Esto nos pareció raro, puesto que la primera vez que lo habíamos leído si que había gustado. Puede que el choque generacional fuese demasiado grande o que, tal vez, no nos sintamos ya identificadxs, tanto a nivel socio-cultural como estéticamente, con esa generación de adolescentes que rompió con todo a principios de los 90´s: La llamada “Generación X”.

Aún sin haber proceso de identificación con los personajes surgieron varias teorías y claves que, además de hacernos entender un poco mejor la historia, provocaron que terminásemos por cogerle un poquito más de cariño al tebeo. La primera mención fue para los diálogos, tan bien escritos como creíbles, que hacen que la lectura sea tan amena que parece estar viendo una comedia de situación. Siguiendo con la televisión y después de presentar la pelicula basada en el cómic (ganadora de dos globos de oro – mejor actriz y actor secundario, dos premios del Festival de Toronto – actriz y secundario, y una nominación a los Óscar – Mejor guión adaptado), surgió la teoría de la tarde-noche: el color azulado de las ilustraciones es la proyección de la luz que da la tele.

Y es que si nos fijamos detenidamente, además de que los medios de comunicación de la época están presentes y detonan varias de las historias, nuestras dos adolescentes son unas frikis totalmente mediatizadas por los programas de televisión. El pseudoodio que da estabilidad a sus vidas es el mismo que aparece en los programas de tertulia, la antesala de los trolls de internet, y el que marca su rechazo y su vacio existencial.

Finalizamos la sesión reflexionando sobre lo precipitado que es el final y la influencia que tiene, en el cómputo global de la historia, haber sido escrita en un intervalo de tiempo tan largo.

Nos vemos en la siguiente

Anuncios