Tony Chu es un detective con poderes psíquicos, tiene impresiones extrasensoriales de todo lo que come. En estos callos del descanso no creo que haya cagarros de rinoceronte,de pterodáctilo o restos de carne humana… Pero todo podría ser. Un cómic divertido sobre asesinatos, canibalismo, gastronomía y náuseas.

Advertencia: no hagas como yo y lee este tebeo antes de comer. O después.

Chew. Ganadora del premio Eisner 2010 a la mejor serie nueva
Anuncios