Esto del Covid-19 nos está volviendo a todos algo tarumba, estar encerrados en casa durante días y días (por no decir semanas) es complicado de sobrellevar y más si añadimos que en la tele nos están bombardeando con el dichoso virus. Una buena salida a todo este caos es la lectura, y si es de cómics mejor. Me he decidido por una obra ligerita pero entretenida, el último cómic del autor Artur Laperla: Maldita Casa Encantada.

me hace recordar a aquellas historietas de “Elige tu propia aventura” que leía cuando era niña, donde podía elegir cual era el destino del protagonista…

¿Por qué he elegido este cómic? Me gusta mucho la temática de terror, sobretodo relacionado con casas encantadas góticas, fantasmas, vampiros y más seres de la ultratumba que podáis imaginar. Además este cómic tiene algo diferente, me hace recordar a aquellas historietas de “Elige tu propia aventura” que leía cuando era niña, donde podía elegir cual era el destino del protagonista; Laperla va a utilizar esta técnica para que el lector pueda interactuar más en la historia. Es un cómic que va a gustarle a los nostálgicos de los 80 o 90 que a día de hoy ven Stranger Things para recordar su infancia o juventud.

Trata de una chica, Angélica, que está paseando a su perro Peluche, cuando de repente se para ante una casa antigua de estilo gótico que da un poco de “miedito”, Peluche empieza a ladrarle a la casa y entra en ella, en ese momento aparecen una pandilla de matones avisándole que es mejor que no entre, porque está encantada, a partir de ahí ya nos dan opciones:

  1. Angélica se adentra  sola a buscar a su mascota.
  2. Pide ayuda a la pandilla para salvar a su perro.

Lo bueno de este cómic es que si no te gusta un final de la historia tienes hasta 13 para elegir, no garantizo que sean todos finales felices…

Desde el punto de vista técnico, no es un cómic muy atractivo visualmente hablando, su diseño es algo tosco, con colores muy llamativos y desde mi punto de vista algo infantil, me recuerda un poco a la serie de dibujos de “Padre de Familia”. Pero considero esto algo secundario, porque realmente lo importante aquí es la trama.

María Bande