Algo más de cinco años han pasado desde que leíamos por primera vez Maus en el CLC. Puede parecer mucho tiempo pero como descubriríamos a lo largo de casi dos horas de charla… los grandes debates y las grandes obras son atemporales.

Comenzamos la sesión, como siempre, recomendado otras lecturas (Berlín, Yo maté a Adolf Hitler, Adolf…) y esta vez, a pesar del poco público asistente (maldito puente), se llevaron casi todas.

Al ser la primera sesión y al tener caras nuevas hubo una pequeña ronda de presentaciones, y recomendaciones de nuestros cómics favoritos. Una vez metidos en materia nos dimos cuenta de que, a pesar del carácter general de la obra y de su implicación política, nos interesaban más las relaciones de familia que el horror de la guerra. Eso no quiere decir que no hubiera tiempo para hablar del peligro que supone el auge de la extrema derecha en Europa y lo imprescindible que sería llevar esta obra, y otras (La ola, The experiment…), a los colegios. Así, las nuevas generaciones podrían corregir los errores del pasado y entender la psicología que hay detrás del autoritarismo. Pero, como entendimos que estos temas estaban algo más manidos en nuestras sesiones, decidimos, de manera natural, centrarnos en las figuras principales de la novela y su interrelación.

De ella destacamos la falta de empatía de ambos de cara al otro y lo que esto supone para nosotros como lectores (no hay proceso de autoidentificación con ningún personaje). También nos llamó la atención, y nos invitó a la reflexión, que el propio Vladek, habiendo sufrido el racismo en sus carnes, reaccionase de manera xenófoba ante un afroamericano. Aunque lo que ocupó más tiempo fue la disertación sobre el propósito del libro: ¿recoger el horror del fascismo o autoterapia?.

Hubo tiempo para hablar un poquito sobre la situación judío-palestina y el movimiento Antideustche. Y para terminar hubo una pequeña digresión sobre la supervivencia; que en este caso fue una mezcla de suerte y mezquindad, que entronca perfectamente con la visión que se hace de ella otro cómic, The Walking Dead.